EL GALLINERO ¿CÓMO TIENE QUE SER?

El gallinero es para las gallinas lo que las casas para nosotros, un lugar donde buscar refugio, donde dormir, donde poder poner los huevos, donde poder incubarlos tranquilamente, en definitiva, es el hogar de tus gallinas, por ello hay que hacerlo lo más confortable posible.

Pero también es una tarea que el granjero ha de atender a diario, labores como: poner la comida a las gallinas, limpiar el gallinero, nidales, comederos y bebederos, cambiar la cama, desinfestar, etc, son trabajos que hay que hacer, y como trabajo, si se hace de una forma cómoda es más llevadero.

No es la primera vez que se abandona una afición por cansancio o hastío a la hora de realizar las tareas de limpieza o acondicionamiento de la actividad

Por tanto el gallinero no sólo ha de ser confortable para las gallinas, si no además cómodo para nosotros.

Lo primero para hacer un gallinero confortable y cómodo es pensar en su lugar de emplazamiento, distribución y amplitud:

Emplazamiento:

Lo mejor es hacer el gallinero en una zona llana y darle una pequeña inclinación para que el agua de la lluvia no se estanque en él y así evitar la acumulación de agua y de humedad. Si no hay está opción y nuestro terreno es inclinado escoger siempre la parte alta del terreno, por el mismo motivo, así el agua correra hacia abajo y no se estancará en el gallinero. Si esto tampoco es posible, pues hay que hacerlo donde se pueda, en mi caso lo tuve que hacer al final de la pendiente, cosas de la vida.

En este caso lo importante es privar al gallinero de toda la humedad posible, por lo que es conveniente realizarlo elevado, Gallinero elevado sobre pilares, de forma que el gallinero no este en contacto con el suelo y así evitar en lo posible la humedad. En este caso no es posible evitar el encharcamiento de agua alrededor del gallinero, por lo que las gallinas se mojarán las patas, pero al entrar en el gallinero, seco y sin humedad, esta circunstancia no será grave.

Escogido el emplazamiento y teniendo en la mente la imagen del gallinero, llega ahora el momento de distribuir sus complementos

Distribución:

Repasemos mentalmente cuales son los elementos imprescindibles en un gallinero y algunos otros que nos pueden ser de utilidad. Tenemos como imprescindibles: Los nidales o ponederos, los aseladeros, los bebederos y los comederos. Como elementos utilies dentro del gallinero, siempre está bien tener unas estanterías o un pequeño armario donde guardar cosas como medicamentos, utiles de limpieza, piensos, etc.

Bien, puestos en la tarea, hay que decir que lo mejor sería hacer los nidos con acceso desde el exterior del gallinero,(ver foto anterior) Esquema gallinero de no ser posible, hay que colocarlos, para aprovechar el terreno del gallinero, debajo de los aseladeros o perchas que tienen que estar elevados. Los nidales, tienen que tener una tapa encima, de forma inclinada, que no permita a las gallinas dormir encima de ellos y además,de esta forma, ser fáciles de limpiar.

En el extremo opuesto del gallinero colocaremos los comederos, si son colgantes mejor, así evitamos que los roedores nos coman el grano de las gallinas, y los bebederos.

En un espacio libre pondremos los elementos complementarios, un armario o estantería, siempre teniendo en cuenta que no debemos permitir que las gallinas se puedan subir a ellos para dormir, por lo que les pondremos una visera inclinada.

Llega el momento de pensar en la amplitud, ¿Cuanto espacio necesito para mi gallinero?.

A esta pregunta sólo se puede responder que depende, depende de cuantas gallinas queramos meter en el gallinero o como de hacinadas queremos que estén, un buen ratio, al menos el que yo utilizo es del de cuatro gallinas por metro cuadrado, se pueden poner más, pero a mi me gusta que tengan amplitud, así que para, por ejemplo ocho gallinas sería suficiente un gallinero de dos metros cuadrados, pero si queremos poner algún elemento complementario hace falta un poco más, por lo que, a mi entender, un gallinero para ocho gallinas debería de tener unos tres metros cuadrados.

Ya hemos escogido el terreno, hemos distribuído el interior del gallinero y sabemos el espacion necesario, es hora de pensar si nuestro gallinero es cómodo para las gallinas.

Un primer vistazo, si hemos seguido las instrucciones, me dice que sí, pero todavía hay que tener encuenta otras condiciones:

La ventilación, el gallinero tiene que estar aireado, pero sin que se creen corrientes de aire, es conveniente poner una o dos ventanas que abriremos evitando crear estas corrientes de aire. La cama, hay que tener siempre puesta una cama limpia y seca y cambiarla a la menor muestra de humedad. La limpieza, el gallinero tiene que estar limpio y desinfestado, esta es una buena medidad preventiva contra todo tipo de enfermedades y además hara que las gallinas estén más cómodas en el gallinero. Los comederos y bebederos tienen que ser suficientes para la cantidad de animales que tengamos, para ocho gallinas con un comedero y un bebedero de tamaño normal es suficiente, debe haber siempre a disposición de las gallinas agua limpia y fresca.

Disponemos ahora de un gallinero sin humedades, amplio, bien distribuido, ventilado y limpio, las gallinas estarán entusiasmadas ¿Pero y nosotros?, pues nosotros también, un gallinero amplio y bien distribuido es fácil y comodo de limpiar que es lo que se pretendía.

Vamos pués a hablar de otras cosas, ¿te parece? y ya sabes que cualquier pregunta la intentaré contestar en el tiempo más breve.

Free counter and web stats